Consejos Para Estudiante

Logo 2022

¿Quieres ser un mejor estudiante? Ten más paciencia

Muchos resultados de la psicología social no logran replicarse, pero hay uno que no sólo perdura, sino que cada vez es más importante: la paciencia realmente importa.

Los economistas han vuelto a la carga, esta vez con un estudio que intenta determinar cómo se correlaciona la paciencia con mejores resultados educativos. Los resultados son impresionantes, aunque inquietantes. En Italia, los distintos grados de paciencia explican dos tercios de las diferencias de rendimiento entre las regiones del país. En Estados Unidos, los distintos grados de paciencia representan un tercio de la variación en los resultados educativos de los distintos estados, una cantidad menor pero notable.

Antes de seguir, quizá se pregunte cuáles son los Estados más pacientes. Son (por orden alfabético) Maine, Montana, Vermont y Wyoming. ¿El menos paciente? California. En Italia, la paciencia es mayor en la región septentrional fronteriza con Austria, que tiene una cultura y una historia relativamente germánicas. En Sicilia la paciencia es, con diferencia, la más baja. Tanto en Italia como en EE.UU., la paciencia suele ser mayor en el norte que en el sur.

Estos resultados no significan necesariamente que una menor paciencia se traduzca en peores notas. Podría ser que los buenos resultados escolares te hagan más paciente, porque aprendes que trabajar duro tiene su recompensa, y eso puede alargar tu horizonte temporal. O puede que haya algún factor subyacente, como la concienciación, que sea clave tanto para la paciencia como para el rendimiento académico.

Aun así, es difícil evitar la impresión general de que existe una estrecha relación entre ciertas “virtudes burguesas” y el rendimiento académico. Si usted es padre, quizá le interese que su hijo sea más paciente y no menos, por complejas que resulten las interrelaciones entre los diversos atributos personales y culturales.

Los investigadores calcularon la paciencia mediante un método ingenioso. Ya existe una encuesta mundial de preferencias ampliamente aceptada que mide la paciencia en los distintos países. A continuación, utilizaron datos de Facebook sobre intereses, clics y gustos para ver qué intereses eran más populares en las naciones más pacientes. Luego examinaron esos datos para ver lo populares que eran esos intereses en las distintas regiones de esos países.

Me pregunto si “paciencia” es la palabra adecuada para la variable que se mide aquí. Tal vez se trate más bien de una cualidad cultural más amplia que permite a las personas llevar a cabo mejor proyectos complejos a largo plazo, incluido su propio progreso educativo. En cualquier caso, nos quedamos con la inquietante idea de que algunas zonas tienen más de estas cualidades culturales que otras, y que esas cualidades culturales son importantes determinantes del capital humano y los salarios.

También es difícil saber por qué la calidad de la paciencia explica mejor el rendimiento educativo interregional en Italia que en Estados Unidos. Una posibilidad que sugieren los investigadores es que los distintos estados norteamericanos tienen culturas más mezcladas, debido a las altas tasas de migración interna, y por tanto los impactos culturales en EE.UU. son más complejos y difíciles de rastrear hasta las variables individuales.

Los datos de EE.UU. muestran también que la paciencia es mucho más importante para el rendimiento escolar en el 8º curso que en el 4º. Esto puede representar un proceso de aculturación que se refuerza con el tiempo, incluso quizás para los estudiantes que llegaron de fuera del estado.

Otro resultado del estudio es que la asunción de riesgos está negativamente relacionada con el rendimiento escolar. A Bill Gates le salió muy bien dejar Harvard y fundar Microsoft, pero probablemente no sea la mejor opción para la mayoría de la gente.

En cuanto a la política, estos resultados confirman el pesimismo general de muchos observadores sobre las estrategias de desarrollo regional. Tanto Sicilia como Virginia Occidental, por ejemplo, son maravillosas para el turismo, pero probablemente seguirán desindustrializándose. Una de las implicaciones es que los gobiernos deberían facilitar a la gente el traslado de regiones e industrias en declive a otras en auge, haciendo cosas como flexibilizar las normativas de construcción y eliminar las licencias profesionales.

También hay implicaciones más personales. Según esta investigación, si los padres quieren que sus hijos sean mejores estudiantes, deberían inculcarles las virtudes de la paciencia. Eso es difícil de discutir, pero ¿deberían también desalentar la asunción de riesgos? Los estudios dicen que sí, pero algunos de nosotros hemos escrito libros enteros argumentando lo contrario.

¿Cuándo conviene ser impaciente? ¿Ser paciente es lo mismo que tener aversión al riesgo? ¿Hay alguna forma de asumir riesgos con paciencia? Son preguntas que merecen un estudio cuidadoso y paciente.

 12,722 Visualizaciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio